Desapareció el maletín de los 800 mil dólares

En una operación de rescate sin precedentes, fue sustraída del lugar donde estaba bajo custodia la principal evidencia del sonado caso del maletín con los 800 mil dólares, es decir, el mismo maletín con el dinero.

Así lo informó el principal cuidador del maletín, señor Alberto Mientefijo Rapel, que asegura haber estado alerta durante la operación de rescate. "No entiendo qué pudo haber pasado", aseguró el señor Rapel, ostensiblemente afectado por este hecho. El maletín supuestamente se encontraba a buen resguardo en la imaginación de un grupo internacional de editores de prensa.

Expertos aseguran que el maletín ha debido ser sustraído por organizaciones comunicacionales contratadas por el gobierno venezolano y el gobierno argentino. Hasta hace pocos días, el maletín con los 800 mil dólares estaba en todos los periódicos del mundo libre, proyectando una imagen que gozaba de excelente salud.

El juicio que los medios de comunicación le siguen a los gobiernos venezolano y argentino, con alegatos de atentar en contra del supuesto imperialismo yanqui, podrá sufrir de severos traspiés tras la desaparición del maletín. "No podemos darnos el lujo de perder excelentes oportunidades como ésta para desenmascarar regímenes como los que, bajo una pretensión de supuesta soberanía, lo único que han logrado es destruir la profunda amistad que une a los pueblos de Suramérica con los Estados Unidos", aseguró un vocero de la Sociedad Interamericana de Magnates de la Prensa.

La desaparición del maletín ha movilizado a toda suerte de organizaciones humanitarias, como la CIA, el Departamento de Defensa de los EEUU y el Mossad, para proceder a su recuperación. Se estima que para el mes de marzo, con la ayuda de los tribunales norteamericanos, que le siguen un juicio a los involucrados en el caso, se podrá saber del paradero del famoso maletín.

"Debemos recuperarlo a como de lugar", declaró un vocero de la Casa Blanca, "el futuro de la democracia de Suramérica, que preocupa profundamente a nuestro país y a todas las corporaciones trasnacionales que colaboran con la libertad del mundo, estará en juego si siguen desapareciendo cosas de nuestro imaginario colectivo". "Es algo que no nos podemos permitir", terminó diciendo el portavoz, visiblemente molesto, quien se retiró sin dar tiempo a las preguntas.

 

Promedio: 5 (1 voto )