USA no tiene pruebas de fábrica de misiles iraníes en Venezuela, pero lo sospechó desde un principio

El Departamento de Estado de los Estados Unidos, los policías del mundo por mandato de Dios mismo en persona y los únicos que saben qué es democracia y cómo se obtiene, han declarado que ellos, que todo lo saben, que todo lo ven, que todo lo controlan, no tienen pruebas de que existan fábricas misilísticas en territorio venezolano, aunque aún lo sospechan.

En vista de los múltiples errores cometidos por el autócrata que ejerce de manera ilegal e inconsulta el poder en este país que pertenece con todo y su petróleo a los nobles y humanitarios gringos, tienen bien sustentadas sospechas de que si es asi, o sea, que si hay motivos para estar tan preocupados, tanto, pero tanto, que casi se confunden con Condolencia Arroz, que no dormía de vivir preocupada por Chávez y sus crímenes de ilesa impunidad.

Asegura el vocero del norte, que aunque están bien camuflajeados entre matas de yaque y la ventolera que caracteriza la región, los poderosos radares manejados por el mismo Obama sentado en su óvulo, perdón...en su óvalo, han detectado objetos de cuatro patas con forma de pescuezo largo y puntas filosas. Estos objetos levantan una polvareda cuando se mueven y aunque los locales aseguran que esos son los chivos falconianos correteando de un lado a otro por Paraguaná, los astutos gringos aseguran que son misiles peligrosos y mortales hechos en Irán y traídos a Venezuela a través del cable de internet que une a Venezuela con Cuba.

Sobradas razones tienen los jefecitos del norte para sospechar de las marranadas de este dictador, por lo que Globoterror estará con sus cámaras y sus veraces reporteros en los alrededores prestos a transmitir cualquier noticia que desenmascare a este rrrrégimen opresor que no nos permite ni siquiera comernos un tarcarí de chivo aunque sea sin chivo.

Reportó para Globoterror, tragando arena pero cumpliendo el sagrado deber de manipular, perdón otra vez..., de informar!

Escuálidos Agency.

USA no tiene pruebas de fábrica de misiles iraníes en Venezuela, pero lo sospechó desde un principio
Promedio: 4.8 (12 votos)