Conferencia Episcopal Venezolana declara a Maduro como su problema número dos ante recientes afirmaciones del Papa Francisco

Las recientes afirmaciones del Papa Francisco ha creado calorones y sofocones a los prelados de la Conferencia Episcopal Venezolana, porque han ido a contracorriente de todo lo que han predicado desde que eran monaguillos.

Monseñor Diego Padrón, directivo de la CEV, expresó en un moderado discurso que "no conformes con tener este problema aquí en Venezuela, se nos abre otro frente de batalla, nada menos que en el Vaticano. Estamos rodilla en tierra con lo que pasa a ambos lados de la Mar Océana", expresó en su ponderada pieza de retórica.

Por su parte, Monseñor Roberto Lucker, Arzobispo de Coro, intervino para pedir de inmediato una prueba antidoping para el Papa Francisco. "¿¿¿Cómo es eso de que viene y bendice a Venezuela, luego que no es nadie para criticar a los gays, luego que no se puede criticar a los pobres si no se ha sido pobre o que la iglesia no puede estar obsesionada con al aborto??? ¡Un día de éstos nos sale con que Dios no existe! ¡Antidoping ya para el Papa Francisco!", gritó Mons. Lucker un poco afectado.

Todo esto sucedía ante la mirada perdida en el horizonte, como en estado de shock, del Cardenal Urosa. La CEV se encuentra ahora entre dos aguas y no sabe qué peligro es peor, si el rrrégimen venezolano o el rrrégimen del vaticano.

Conferencia Episcopal Venezolana declara a Maduro como su problema número dos ante recientes afirmaciones del Papa Francisco
Promedio: 5 (8 votos)