Comegente rebosante de felicidad: "después de Simonovis seguro sigo yo"

Unas declaraciones rebosantes de felicidad, con la esperanza más presente que nunca, fueron dadas por alias el Comegente, un preso político cuyo único pecado es tener unas preferencias culinarias poco ortodoxas.

El Comegente no pudo contener unas lágrimas. "Me alegro por mi hermanazo Simonovis. Ahora que él salío, tengo la esperanza de ser el próximo. Yo sufro de caspa congénita y alucinaciones gastrointestinales, es justo que me dejan quedarme en mi casita bella", explicó el privado de libertad.

Ahora que Simonovis está en su casa, un alud de solicitudes que describen las más diversas enfermedades ha llegado al Tribunal Supremo de Justicia. "Todos mis compañeros tienen algo, así que nos pueden soltar a todos", expresó el Comegente.

La Sociedad Civil espera que los asesinos de Mónica Spear presenten su informe médico para liberarlos de inmediato.

Comegente rebosante de felicidad: "después de Simonovis seguro sigo yo"
Promedio: 4.7 (10 votos)