Análisis lingüístico del audio entre Ceballos y López arroja que el uso de muletillas soeces duplica el tiempo de conversación

Como un recurso lógico de quienes desean combatir el aburrimiento y matar el tiempo en la cárcel, un grupo de investigadores de lingüística de la Universidad de Harvard defendió la inclusión de palabras soeces en una conversación entre presidiarios, porque la conversación se prolonga al doble y hasta el triple de tiempo.

A estas conclusiones llegaron después de hacer un análisis urgente del texto de la conversación entre Daniel Ceballos y Leopoldo López. "Medimos la frecuencia del uso de algunas palabras pasadas de tono y, usando un análisis semántico-sintáctico de la transliteración derivativa, concluimos que lo mismo se ha podido decir en la mitad del tiempo si no se incluyen las palabras soeces", explicaron los científicos.

Sin embargo, los lingüistas justificaron el hecho. "Si se tratara de una conversación cuando alguno de los interlocutores está apurado, no tiene sentido incluir tantas palabras soeces. Sin embargo, ¿qué apuro tenían López y Ceballos? ¿a dónde iban a ir? Más bien lo que quieren es consumir el mayor tiempo posible en cháchara sin sentido", expresaron.

La única preocupación de los lingüistas es la pobreza de lenguaje soez. "Sólo usaban dos palabras, weón y marico, teniendo el castellano enormes posibilidades de uso de lenguaje soez y blasfemo. Creemos que López y Ceballos deben tratar de incluir otras palabras soeces en futuras conversaciones", terminó diciendo el informe de investigación.

Análisis lingüístico del audio entre Ceballos y López arroja que el uso de muletillas soeces duplica el tiempo de conversación
Promedio: 4.4 (14 votos)